Cambiando Paradigmas: Salud - Curar -Sanar

Una de las cosas que debemos considerar constantemente en nuestro proceso evolutivo, es la revisión a nuestro sistema de creencias, ya que ellas nos pueden limitar o potenciar en nuestro crecimiento.

Los paradigmas son considerados modelos que representan una realidad y en Psicología este término se refiere a acepciones de ideas, pensamientos y creencias incorporadas generalmente durante nuestra primera etapa de vida que se aceptan como verdaderas o falsas sin ponerla a prueba de un nuevo análisis. Por ello la revisión, y comprobación es necesaria, para deslastrarnos de falsos conceptos que nos limitan en nuestra vida.

Como mi preocupación es la salud de forma integral, vamos a revisar los conceptos de: Salud – Curación y Sanación

Hablemos de Salud:

Para la Organización Mundial de la Salud, define el concepto Salud como:

“ El estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades y en armonía con el medio ambiente”

Este termino es conceptualizado de forma integral, pero en la práctica se vive de otra manera. Asociamos Salud a Enfermedad, que no es precisamente lo que nos dice el concepto, pero es lo que nos dice la familia, el núcleo comunitario en el que vivimos, sabemos que si estamos enfermos, no estamos sanos, por ello cuando sentimos un dolor, inmediatamente vamos a calmar el mismo y corremos al médico, es el dolor el detonante de la acción.

Pero la misma atención que le damos al Dolor, no es la que le damos a las preocupaciones, a la ansiedad, al miedo, en estas situaciones somos mas flexibles, regularmente lo dejamos pasar, le vamos dando largas, y según la Dra. Candice Pert quien descubrió los Neuropéptidos, o también llamadas Neuronas de la Emoción, demostró que: cuando pensamos, o sentimos, o nos emocionamos, o deseamos algo, eso se transforma inmediatamente en una molécula, demostrando con ello que las emociones existen, en cada una de nuestras células. Así que nuestros dolores emocionales, pueden crear cadenas de moléculas en el cerebro y llegar a establecerse, por ello tenemos largos periodos de Depresión o ansiedad, ya que hemos formado moléculas con estas características.

Con esto observamos que nuestro concepto de Salud para el cuerpo es uno y para la mente es otro. Existe una disociación, producto de no integrar el concepto Cuerpo – Mente, ya que nuestro sistema de creencias, nos ha presentado una visión fraccionada de los mismos. Debemos cambiar esta visión, nuestro cuerpo tiene muchos lenguajes para indicar que algo está en desequilibrio. Solo la integración nos permitirá realizar mejores lecturas.

Hablemos de Curar:
Cuando tenemos un Dolor regulármente físico, nuestra acción inmediata es buscar la cura, como ya he dicho, y para ello, vamos a quien puede dar la solución: el Médico o Especialista del tema. Es un acto automático, y vamos buscando la cura, concediéndole a otro el poder y la responsabilidad para que inicie la cura. Por supuesto el especialista atiende el síntoma dentro del mismo marco de estructura fraccionada, solo se dedica a la parte relacionada con el dolor, su enfoque es Bio- Químico, sus lecturas son focalizadas no integrativas. Su misión: quitar el Dolor.
Por ello, por mas que tomemos calmantes la mayoría de las veces, renace el dolor, y solo hasta que logremos integrar los lenguajes del cuerpo y cambiar los conceptos de Curación y responsabilidad referidos solo al especialista, comenzaremos realmente a sanar.

Hablemos de Sanación:
Muchas veces creemos que estamos hablando de lo mismo que CURACION, pero en realidad no es así, en el proceso de SANACIÓN, pasa un fenómeno particular, y es que no entregamos el poder a otro. Somos nosotros los que en primer lugar tomamos acción en el proceso y activamos herramientas internas que contribuyen a integrar nuestro cuerpo. En la Sanación somos nosotros mas importantes, mucho mas que el médico o el especialista que trate nuestro síntoma, ya que nos preocupamos por el origen del síntoma y tratamos de alguna manera de descifrar el lenguaje del cuerpo. Logramos entender que nada hacemos con tomarnos los medicamentos dentro del procedimiento indicado, sino integramos un equilibrio mental, emocional, ambiental y espiritual en el proceso. Cambiamos la visión y vemos la acción en forma conjunta. -Yo quiero sanar y tu me ayudas-, es la idea principal que tenemos cuando asistimos a una consulta.

Pero también es cierto, que estadisticamente, ya han indicados diferentes autores que: del 100 % de las personas que van a una consulta solo el 30% quieren realmente su sanación, el otro 70% posee convenios con la enfermedad o el dolor, debido a los beneficios secundarios que de ella obtiene.

Ahora bien, una vez hecha la distinción de estos tres términos, les señalo que, para todos aquellos que quieren involucrarse en el proceso de Sanación fue creando nuestro Taller Activar y Equilibra tu Energía Interna” en donde aprenderemos herramientas para la integración Curar – Sanar, trabajando dentro del marco: Cuerpo – Mente y Ambiente.

Comentarios

  1. Holaaa... =) El Cambiio de Paradigmnas Se Diiriia Que Es Lo Que Arrastramos de Otras Vidas y Que Es Necesariio Cambiiar Esos Pensamientos o Creencias Antiguas Para Ver Otra Perspectiva de las Situaciones... ??? Besos!(K)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario