Dime lo que Comes y te Diré de que Padeces

Nuestro proceso de alimentación diaria, se guía por diferentes variables de acción como: Cultura, Ambiente, Economía, Costumbres familiares etc. siendo ésta última la que mas fuerza toma, en el momento de preparar nuestras comidas.

Regularmente aprendemos a cocinar, por las pautas primarias que nos dictan nuestros padres, con la sazón de nuestra madre, también por la receta de la abuela, la de algún cocinero famoso o preparamos nuestros alimentos siguiendo las pautas de alguna moda alimenticia como: Vegetariana, Macrobiótica, Hipocalórica, Ayurvedica, etc.

Cuando en realidad lo que debe privar en nuestra alimentación, es el conocer bien el efecto que tienen sobre la salud, todos los grupos principales de alimentos, y la manera de como se cocinan, procurando en la medida que se pueda, escoger aquellos de mejor calidad, por su frescura y menor manipulación, igualmente conocer los tantos mitos que se nos han interiorizado, por diferentes vías en nuestra alimentación, como: El consumo de la Leche de Vaca, el consumo diario del pan, etc.

Existen cada día mas estudios científicos que nos hablan de las consecuencias que para la salud implican el consumo de estos alimentos, y digo esto, basándome en los estudios de la Dra. Kousmine, Dr. Claude Lagarde, el Dr. Signalet y muchos otros médicos que han dedicado sus vidas a demostrar la relación directa que existe entre la enfermedad y los malos hábitos alimenticios y observen que les cito, médicos, es decir especialistas del ramo de la medicina que se han dedicado a estudiar este campo.

Por ello, debemos evolucionar en nuestro comportamiento diario referido a la alimentación, y abrir nuestras mentes a las nuevas tendencias que sobre ésta nos dictan en la actualidad: basadas en nuestro ambiente, en las formas de cultivo actual, en los nutrientes, en las necesidades orgánicas, y salir del plano de la costumbre y las otras variables antes citadas, que no constituyen una dirección directa entre: Nutrición y Alimentación, lo que nos hace concluir que en estos tiempos:

"Alimentarse no es Nutrirse"

Si tomamos consciencia, vemos que cada día es mas difícil que se produzcan “Muertes Naturales” es decir “Morir de viejo” como cita el Dr. Felipe Hernandez en su Libro “Que tus alimentos sean tu medicina” el cual cito, como bibliográfica recomendada en este blog. Debemos observar que nos acostumbramos a vivir, con la enfermedad, ya es normal, tener: reumatismos, alergias, varices, hemorroides, fibromas, hipertensión etc. y como dato estadístico les señalo lo que refiere el Dr. Fradín, del Instituto de Medicina Ambiental de París, éste médico sitúa en un 70% el número total de enfermedades dependientes de la alimentación. Así mismo el Dr. Claude Lagarde, considera que: en un entorno idóneo, con una alimentación adecuada y una buena herencia constitucional, deberíamos vivir hasta los 120 años.

Por ello es importante conocer en que condiciones alimenticias nos desarrollamos y en función de ello, observaremos las enfermedades que padecemos.

“Dime lo que comes y te diré de que padeces”


Considero, que uno de los mejores mecanismos para detectar el terreno alimenticio en el cual se mueven las personas, es con el Sistema IOMET, que me permite realizar una evaluación detallada del proceso de alimentación que tiene la persona. Gracias a este servicio prestado, para especialistas y terapeutas, por los Laboratorios Nutergia, podemos fácilmente, tener a nuestra mano esta información, así como las correcciones alimenticias y nutricionales necesarias, para lograr un equilibrio en salud, es por eso que la considero una de las principales herramientas de mi consulta.

Así mismo en nuestro taller “ ACTIVA Y EQUILIBRA TU ENERGIA INTERNA” realizo una evaluación detallada a todos los participantes y les indico su terreno alimenticio, e igualmente trabajaremos con recetarios de cocina, y las indicaciones de pautas en preparación de los alimentos.

Comentarios

  1. Muy interesante blog! Me complace unirme aquí y añadirte en mis blogs preferidos porque la forma de alimentarse me parece básica y prioritaria. Muchas personas no son conscientes que somos lo que comemos, que los alimentos se transforman en nuestro cuerpo para restituirnos lo que pueden darnos... Así que es lógico eligir BIEN. Te mando un fuerte abrazo y pasare cuando pueda...porque ya sabes, es difícil seguir tantos blogs, aunque me gustaría. hasta pronto, marcos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Marcos, por tan bellas palabras, lo que me motiva a seguir exponiendo mi filosofía de vida, basada en la sincronización de Cuerpo - Mente y Ambiente, tratar de hacer tomar conciencia de que la salud debe verse de forma integral.
    Gracias de nuevo, e igualmente me encanta el tuyo. Los vídeos, y los mensajes, son bellas reflexiones que alimentan nuestro ser.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario